+ mamicha +


maternidad ilustrada


¿Qué es esto? Un intento por mantenernos en contacto a través de otra forma, llevo desde el año 2016 con el instagram de mamicha, el espacio ha crecido mucho, pero ahí es todo más imagen, es difícil extenderse en textos, porque sabemos que es aburrido leer en ig entradas gigantes, quizás por aquí sea más agradable, porque la otra alternativa, que es hacer videos en vivo, mostrarme más, hablarles en cámara y esas cosas, me da demasiado pudor, es como un pánico escénico, o algo así.


Ilustrar maternidad, no es algo que me propuse como un destino en algún momento, surgió, como algo que se fue dando a partir de la maternidad.


Estudié arquitectura, saliendo del colegio, fue lo que me recomendó mi papá, y como hija mayor obediente, acepté, me fui a la capital a estudiar con 18 años una carrera que no conocía y en la que la batalla constante durante 6 años, fue permanente e implícitamente, una lucha constante por sentirme válida en un espacio excesivamente masculino. Terminé de estudiar con una hija de 1 año y comencé a trabajar en esa carrera que no comprendía y que además, me tenía en el año 2010 con una deuda de 13 millones y que sólo sigue creciendo.


Trabajé en dos oficinas privadas y en dos municipalidades, para entonces en mi segunda gestación, trabajando en una oficina municipal, tenía claro que quería vivirme un proceso diferente, y buscar personas que nos acompañaran lo más amorosamente posible.


Comenzamos el primer control en esos mall de salud, que te atienden 10 minutos, donde no hay contacto, ni conversación, ni nada, con un profesional desactualizado y apático. Y así comenzamos la búsqueda, llegamos a un taller muy lindo, donde


además de aprender mucho, se dieron nombres, llegamos entonces a un ginecólogo, que se tomaba mucho tiempo en la atención y muchas veces tuvimos que esperar horas en la sala de espera por nuestro turno, porque literalmente se tomaba demasiado tiempo en cada gestante que acompañaba.


Con el tiempo llegamos a la matrona, que cuando la conocí, jamás imaginé que finalmente sería ella y sólo ella quién nos acompañaría el día que mi hija nació en el living de la casa.


En algún momento del 2 o 3 trimestre, surgió la idea de un nacimiento en casa, comenzó como un:

"te imaginai, naciera en la casa". Y luego ya estábamos de lleno en el plan, consiguiendo la lista de cosas que debíamos tener en casa, creo que se conjugaron cosas como, tener una pareja dispuesta, que no quería separarme de mi hija mayor y la negativa experiencia previa en el hospital cuando ella nació.


Y un día sucedió, han pasado casi 6 años y nunca he escrito esa historia (algún día lo haré), pero la recuerdo, fue rápido y emocionante, creo que ahí se conectó algo, yo ya era mamá de una hija, y me gustaba mucho dibujar desde niña, llevaba un tiempo lidiando con ser una mujer-madre-joven-recién titulada en Chile, tenía una experiencia de parto con situaciones de violencia obstétrica, y ese nacimiento en casa, conectó un sentido o propósito, dibujaría sobre nacimientos, era lo en lo único que pensaba.


Abrí los espacios en las redes sociales (instagram y facebook) y comencé a compartir estas ilustraciones, con mucha vergüenza al comienzo, pensaba "no soy ilustradora, tampoco trabajo como matrona, ginecóloga, o lo que sea acompañando maternidades, quién me creo".


+ En el video pueden ver mis primeras ilustraciones





Entonces en algún momento, esto se convirtió en mi trabajo, y debía aprender a lidiar con ese ruido mental del qué dirán, ¿Porqué no trabajas en lo que estudiaste por 6 años? , ¿Qué sabes tú, más allá de tu propia maternidad?. Insistí, porque creía y creo que es importante exponer a la maternidad, hacerla visible, desnuda, grande, chascona, diversa, intensa. Me conmueve profundamente, que se sientan acogidas por mi trabajo, que tengan historias, que me cuenten como les ayudó una palabra, una ilustración, es ahí en ese momento, en que me siento honrada a un nivel superior, es donde la decisión que tomé en algún momento, tiene todo el sentido posible, con este trabajo hay un propósito claro, seguir mostrando la maternidad, porque está en todo el territorio, porque nos une, porque está llena de injusticias y de un lenguaje único y hermoso.


Espero seguir escribiendo aquí y compartir con ustedes más de mí y saber más de ustedes, fuera del mundo instagram que a veces se hace tan intenso.


Cariños, Cami.







28 vistas0 comentarios